Tarta de manzana con base de hojaldre

Tarta de manzana 3

Empezando el otoño, aunque realmente con las temperaturas que tenemos no lo parece, :O

Te traigo una receta con manzanas que es muy fácil de hacer, resultona y que entra por la vista. Espero que te guste y la pongas en práctica, es una delicia 😀

Ingredientes:

  • Una base de hojaldre fresca ya preparada, yo utilicé la marca Buitoni porque viene con la base redonda y es genial para mi molde desmoldable.
  • 4 huevos
  • 600 ml de leche entera
  • 150 gr azúcar
  • 3 cucharadas de harina de maiz (Maicena)
  • 1 piel de limón (si es ecológico mejor)
  • 3 manzanas (yo utilicé las Royal Gala)
  • 1/2 cucharadita de gelatina neutra en polvo

Tarta de manzana

Preparación:

Tienes que preparar una natilla que servirá de crema que pondrás encima del hojaldre.

Echa en un cazo la leche, el azúcar, los huevos y la harina de maíz, bate con ayuda de unas varillas y añade la piel del limón.

Pon a fuego lento y sin dejar de remover. Cuando empiece a espesar retira del fuego.

Coloca la masa de hojaldre fresca con el papel que viene encima del molde repartiendo la masa muy bien por todo el molde.

Saca la piel del limón y vierte la natilla sobre la masa.

Lava, pela y descorazona las manzanas (sobre todo lávalas bien porque después la piel la vamos a utilizar).Las cortas en láminas que colocarás como aparecen en la fotografía sobre la natilla.  Recorta el sobrante de masa y con el horno precalentado a 180ºC, introducimos el molde durante 45 minutos y bajamos la temperatura a 170ºC.

Mientras pon las pieles de la manzanas en un cazo con tres cucharadas de azúcar y agua hasta que las cubras. Cuando falte como media hora para que termine de hacerse la tarta pon el cazo a fuego medio bajo durante 20 minutos, añade la gelatina neutra y remueve. Deja cocer otros cinco minutos.

Retira del fuego y reserva. Deja enfriar todo, tanto la gelatina que has preparado con las pieles de las manzañas, como la tarta que la tienes que desmoldar y sobre una rejilla dejar que se enfríe. Cuando ya esté todo más templado, barnizamos con ayuda un pincel o brocha de cocina las manzanas con la gelatina que hemos preparado para que queden bien impregnadas y le den brillo.

Dejamos enfriar y ya tenemos una deliciosa tarta de manzana que la única complicación que tiene es como mucho la elaboración de la natilla aromatizada con la cáscara de limón.

Espero que te haya gustado y hasta la próxima receta 😉

Anuncios

Bizcocho de manzana con cobertura de canela.

bizcocho-de-manzana-1

Hace tiempo que hice esta tarta de manzana. Se compone de un bizcocho muy esponjoso, con láminas de manzanas en su interior y como colofón una cobertura de canela deliciosa. Te recomiendo que la hagas en un molde cuadrado o redondo con la misma profundidad, porque en mi caso se me tostó un poco la cobertura por terner que dejar que se me hiciera bien el bizcocho. Pero aún así, estaba de muerte y con una bolita de helado de vainilla, espectacular 😀

Ingredientes :

Bizcocho

  • 3 manzanas medianas (450 gr)
  • 60 ml de agua
  • 185 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 165 gr de azúcar extrafina (azúcar glass) mas 1 cucharada mas
  • 2 huevos L
  • 335 gr de harina de repostería con levadura
  • 180 ml de leche a temperatura ambiente

Cobertura de canela

  • 110 gr de harina corriente
  • 3 cucharaditas de canela molida
  • 60 gr de mantequilla sin sal en trocitos
  • 75 gr de azúcar moreno
  • 2 cucharaditas de agua

bizcocho-de-manzana-2

Preparación

Antes que nada haremos la cobertura de canela.

Cobertura de canela:

Mezcla la harina y la canela en un cuenco pequeño; incorpora la mantequilla frotándola con la punta de los dedos y añade el azúcar. Incorpora el agua necesaria para que la mezcla se haga una bola. Envúelvela en film transparente y congela durante 30 minutos. Cuando ya esté congelada, rállala de forma gruesa antes de repartirla sobre el pastel aún sin hornear.

Bizcocho:

Precalentar el horno a 180ºC, engrasa el molde y reserva.

Pela, descorazona y parte en cuartos las manzanas. Corta en rodajas finas. Mezcla la manzana, el azúcar y el agua en un cazo mediano y lleva a ebullición a fuego lento tapado unos 10 minutos o hasta que las manzanas estén tiernas y escurrir.

Entre tanto con la varillas eléctricas bate la mantequilla sin sal con el azúcar extra en un cuenco pequeño hasta que la mezcla quede ligera y esponjosa. Añade los huevos uno a uno, sólo añadir el siguiente cuando el anterior esté bien incorporando. Pasar la mezcla a un cuenco grande, incorporar la harina y la levadura tamizada en dos tandas.

Extender dos tercios de la masa en el molde previamente preparado; cubrir con la manzana y luego extender el resto de la masa por encima. Espolvorear con la cobertura de canela.

Hornea durante unos 50 minutos o hasta que el bizcocho esté hecho. Deja reposar 5 minutos y después desmolda el pastel sobre una rejilla, vúelvelo del derecho para que se enfríe.

Espero que te haya gustado y nos vemos en la próxima publicación.