Tarta de Oreo o Cheesecake de oreo.

IMG_1494 copia

Otra vez por aquí con una receta de las que valen la pena hacer porque está espectacular. La tarta la hice como celebración de las vacaciones de mis dos peques y que al final disfrutamos muchos mas como no podía  ser de otra manera. Un poco elaborada, pero sólo un poco pero con saborrrr :D, parece que te estás comiendo una galleta oreo gigante.

La receta es originaria del blog de Megasilvita, pero modifiqué algunas cosillas. Cuando hagas una receta como ésta, te recomiendo que utilices los ingredientes originales, porque no te quedará igual si lo haces con imitaciones.

Ingredientes:

Para la base:
280 grs Oreo
75 grs mantequilla sin sal

Para el relleno:
250 grs queso mascarpone (Hacendado)
250 grs queso Philadelphia
200 ml de nata líquida +35% M.T (Por ejemplo:La Asturiana 35% M.T)
200 grs azúcar glass
10 galletas Oreo
2 vainas de vainilla
6 hojas de gelatina

Para la cobertura:
300 grs Chocolate de cobertura Valor
3 o 4 Oreo

La tarta la realicé en un molde desmoldable que tengo hace un tiempo y que es de Ikea cuyo diametro son aproximadamente 20 cm, para que lo tengas como referencia.

Preparación:

Recorta papel de horno y con ayuda de un poco de mantequilla cubre tanto el fondo dejando que sobresalga un poco y por el lateral de las paredes de molde.

Prepara la base de la tarta triturando las galletas. Derrite la mantequilla sin sal y mezcla bien con la galletas para conseguir una pasta que tendrás que extender en la base y apretando con ayuda de una cuchara. Una vez hayas terminado mete el molde en el frigorítico.

Pon en remojo las 6 hojas de gelatina durante aproximadamente 10 minutos.

Pon 50 ml de nata líquida al fuego y cuando empiece a hervir retira y agrega las hojas de gelatina bien escurridas y espera a que se temple.

Mientras bate el resto de nata líquida hasta que coja un poco de cuerpo, pero sin montarla del todo. Añade el interior de dos vainas de vainilla y bate unos segundos mas para mezclar bien. Reserva.

En un bol a parte bate las dos cremas de queso con el azúcar glas a baja velocidad para que no se corte y cuando esté cremosito y todo integrado incorpora la nata con la gelatina y vuelve a mezclar bien.

Ahora añade poco a poca la nata semi-montada y mezcla con ayuda de una espátula con movimientos envolventes. Por último introduce las 10 galletas troceadas en trocitos pequeños, no muy grandes y mezclamos. Pon la mezcla sobre el molde hasta llenarlo, alisa repartiéndo de forma uniforme por el molde.

Tapa el molde, yo utilicé un plato grande para que no se reseque e introduce en el frigorífico durante 4-5 horas. Yo lo dejé de un día para otro.

Pasado este tiempo y una vez que la tarta ha cuajado, saca del frigorífico y desmoldamos. Primero con ayuda de un cuchillo contornea para retirar mejor el papel. Y con ayuda de una espátula quita el papel del fondo del molde para poder ponerlo en un plato o fuente donde vayas a servir.

Ya por último derrite la cobertura de chocolate al baño María y deja que se temple un poquito. Verte sobre la tarta y adorna con trocitos de galleta.

IMG_1504 copia

Una de las complicaciones es a la hora de partir la tarta cuando se enfría la cobertura, calienta un poco el cuchillo para que seas más fácil y no se te rompa todo el chocolate.

¿No quieres chocolate?, no pasa nada, tritura mas galletas y reparte por la superficie una vez cuajada la crema y ya está 😀

Espero que te haya gustado y que puedas ponerla en prácticas en Vacaciones para los más pequeños.

Anuncios

Mousse de chocolate

Mousse de chocolate 004 copia

Dándole vueltas y más vueltas qué hacía para el día del padre, opté por el mousse de chocolate que seguro iba a gustar. Tenía los ingredientes en casa y así que me puse manos a la obra.

La receta la saqué del libro de Silvia Cerezo “Mi Dulce Tentación”, de su blog con el mismo nombre. Aquí os dejo el enlace www.midulcetentacion.es.

Ingredientes:

  • 400 gr de nata para montar
  • 200 gr de chocolate para postres (yo utilicé la marca Valor)
  • 150 ml de leche
  • 1 sobre de gelatina en polvo
  • 50 gr de azúcar

Preparación:

Recuerda que la nata la tienes que poner el día anterior en la nevera para poder montarla al día siguiente.

En un bol mezcla bien la nata con el azúcar, no pasándote porque se te puede cortar y pon el cuenco en la nevera.

Derrite el chocolate al baño maría o en el microondas y deja que se enfríe.

En un vaso pon 50 ml de leche fría con el contenido del sobre de gelatina. Removemos con ayuda de un tenedor y reservamos. Calienta la leche restante y cuando hierva incorpora la gelatina hidratada y remueve. Aparta del fuego, mezcla con el chocolate y espera a que se enfríe. Una vez frío, mezcla con la nata con ayuda de un batidor de barillas haciendo movimientos suaves y envolventes hasta que esté todo bien mezclado.

Pon la mezcla en vasitos e introdúccelos en la nevera, ya sólo te queda decorarlos a tu gusto. Yo pinté uno bigotes en un papel de horno, le dí la vuelta y derretí chocolate.

Espero que te haya gustado y la pongas en práctica.

Mousse de chocolate 001 copia