Bundt cake Muerte por Chocolate (Death by Chocolate Bundt cake)

bundt-cake-muerte-por-chocolate-1

Ya sólo con el nombre te haces una idea de cuál  va a ser el resultado :D. Una dosis extra para los más chocolateros y de textura espectacular. Con esa humedad característica de los los bundt cakes, con los trozos de chocolate que lo hacen intenso, delicioso. No te puedes comer sólo un trozo. Consejo que te doy: si te puedes resistir hazlo de un día para otro, la miga se asienta y la textura es maravillosa.

Ingredientes:

  • 125 gr de mantequilla sin sal
  • 300 gr de azúcar
  • 2 huevos de tamaño XL
  • 280 gr de harina
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla (o las semillas de dos vainas)
  • 250 gr de nata fresca o crème fraiche (nata fresca para cocinar, no la nata para montar)
  • 125 ml de leche
  • 50 gr de cacao en polvo puro tipo Valor
  • 300 gr de pepitas de chocolate (yo troceé chocolate negro)

 

bundt-cake-muerte-por-chocolate

“Recuerda que todos los ingredienes tienen que estar a temperatura ambiente”

Precalentar el horno 170 ºC y engrasamos el molde con spray o con aceite.

Tamiza la harina, el cacao, el polvo de hornear y el bicarbonato. Reserva.

Mezcla la nata junto a la leche y reserva.

Bate la mantequilla y el azúcar hasta conseguir una mezcla que haya blanqueado y sea cremosa.

Añade los huevos uno a uno los huevos, ligeramente batidos y mezcla a velocidad baja. Hasta que no se integre, no añadas el siguiente. Cuando estén los ingredientes bien mezclados se le añade la vainilla.

Pon la mezcla de la harina de tres veces alternándola con la nata y batiendo hasta que se incorpore. Termina con la harina sin mezclar mucho, sólo hasta que esté bien incorporada y bien uniforme.

Por último añade las pepitas de chocolate o el chocolate troceado y mezcla suavemente a mano con ayuda de una espátula hasta que queden bien repartidas.

Pon la mezcla en el molde, repártela bien sin dejar huecos y aplana la superficie con ayuda de la espátula.

Hornea entre 45 y 55 minutos. Recuerda que todo depende del horno y el tipo de molde, pasado los 45 minutos pínchalo para saber si está hecho o tienes que dejarlo mas tiempo.

Saca del horno cuando esté cocinado y deja reposar en el molde unos 10 minutos, después de pasar este tiempo, desmolda y deja que se enfríe totalmente en una rejilla.

Espero que la pongas en práctica, es fácil de hacer y para cuando hace fresquito qué mejor que un trozo de este maravillo bundt y una infusión calentita 😉