Charlotte Cake con frutos del bosque.

2018 Charlotte de frutos del bosque 04

 

Ya ha pasado tiempo desde que te prometí poner la receta de la tarta que le hice a mi progenitora que es la misma de mi cumpleaños. Hoy 6 de abril hace 7 años que me atreví a dar el paso de compartir mis creaciones, así que pensé que era el día perfecto para compartir una tarta tan bonita y resultona como es una Charlotte de frutos del bosque. Este tipo de tarta es como la de toda la vida con bizcochos, pero con un toque más elegante por hacerla con ayuda de un molde. Las tartas quedan super bonitas y tienen la misma dinámica que cualquier tarta hecha en fuente o bol, así que como en casa a todos nos encantan las tartas de bizcochos me animé a comprarme un molde ;D ( Molde desmoldable Lékué 18 cm ) aquí te dejo el enlace.

charlotte_01_1

Ingredientes:

  • Para el relleno: Mousse de frutos del bosque, que ya vimos la receta.
  • 200 ml de leche para humedecer los bizcochos
  • 40 bizcotelas o soletillas
  • Para la decoración: Frutas frescas variadas y al gusto.

2018 Charlotte de frutos del bosque 05

Preparación:

Humedece los bizcochos en la leche y los colócalos de forma vertical en el molde. Posteriormente haz una base también con los bizcochos lo más homogénea posible. Si tienes que romper para que quede bien cubierta la base no pasa nada.

Vierte una parte del contenido de la mousse ( recién hecha, sin pasarla por el frigorífico todavía). Reparte bien. Pon una capa de bizcochos nuevamente humedecidos con la leche. Otra capa de mousse y otra de bizcochos, terminando con una de mousse. Deja enfriar la tarta en la nevera durante 8 horas para que la crema endurezca.

Después de pasado el tiempo y antes de servir, desmolda y decora con fruta fresca. Si quieres darle un toque más femenino pon una cinta decorativa alrededor. Verás que tarta tan bonita queda y riquísima.

Y no quiero despedirme sin agradecer tu complicidad.

Gracias a todos y todas por acompañarme en cada evolución y cambio del blog que al fin al cabo es también el cambio que manifestamos como seres humanos con el paso del tiempo. Gracias por formar parte de mi pequeño mundo dulce ❤

Anuncios

Mousse fácil de frutos del bosque.

2018 Mousse de frutos del Bosque 01

Me encantan todos los frutos del bosque, arándanos, frambuesas, moras,…. es una perdición. Y si puedo combinar un postre y añadirle de adorno fruta fresca, ya es que lo devoro 😀

Te traigo mi versión del mousse de frutos del bosque que es super fácil de hacer. Esta crema tipo mousse tiene como base la nata, por lo que las personas que son alérgicas o intolerantes al huevo no tienen ningún problema para comerla.

Recuerda que este tipo de crema de mousse puedes utilizarla como relleno para infinidad de postres.

Ingredientes:

  • 400 ml de nata de montar con una M.G (Materia Grasa) igual o superior a 35 %. Yo estoy utilizando la nata de montar de la marca La Asturiana.
  • 300 gr de mermelada de frutos del bosque de una buena marca o hecha de forma casera.
  • 5 hojas de gelatina
  • 80 gr de azúcar (depende de la cantidad de azúcar que tenga la mermelada. Ten cuidado no te quede muy dulce).
  • 50 ml de leche entera

2018 Mousse de frutos del Bosque 02

Preparación:

Primero pon en un bol agua fría y las láminas de gelatina neutra durante 10 minutos.

Al ser un postre con mermelada de frutos del bosque es normal encontrarse con semillas, así que si no te gustan te aconsejo que con mucha paciencia pases la mermelada o confitura por un colador para que la mousse quede suave al paladar. Con ayuda de un brazo tritura la mermelada para que quede una papilla homogénea y sin grumos.

Bate la nata que tiene que estar muy fría durante unos dos minutos aproximadamente. Añade el azúcar y bate con cuidado que no se te corte durante un minuto mas.

Calienta la leche en el microondas, escurre bien las láminas de gelatina y ponlas en la leche. Remueve hasta que estén bien disueltas. Añade una cucharada de puré de frutas a la leche con la gelatina y remueve hasta que esté bien mezclado. Ahora añade todo el contenido de la fruta y mezcla. Esto ayudará a que la gelatina quede bien integrada y que la leche se enfríe para poder después verterla sobre la nata con movimientos envolventes con ayuda de una espátula o varillas manuales.

Ya tienes tu mousse hecho ahora sólo tienes que colocarlos en los vasitos o cuencos que utilices. Deja enfriar unas 8 horas y antes de servir decora con fruta fresca. Ya verás que rico y que fácil es quedar bien.

Tarta de queso clásica (Classic Cheesecake)

2018 Classic Cheesecake 03

Tenía muchas ganas de hacer una tarta de queso y en estos días surgió la oportunidad  para el cumpleaños de un familiar. Así que me dije, esta es la oportunidad. Está hecha al baño maría y aunque llevó su tiempo en el horno, queda espectacular de sabor y textura. Un truco a tener en cuenta es que el recipiente con el agua donde va a descansar el molde para hacer el baño maría, tiene que estar caliente, es decir mientras se calienta el horno pon el recipiente con el agua.  Ahora vamos a por la receta 😉

Ingredientes:

Para la base:

  • 250 gr de galletas molidas (Digestive, Chiquilín o Speculoos)
  • 100 gr de mantequilla sin sal derretida

Para la crema:

  • 150 gr de azúcar
  • 25 gr de maicena
  • 700 gr de queso Philadelphia
  • 5 huevos tamaño XL (separadas las yemas de las claras)
  • 2 cucharaditas de extracto o esencia de vainilla
  • 150 ml de nata líquida
  • 150 ml de nata fresca (la de cocinar)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de ralladura de limón

2018 Classic Cheesecake 02

Preparación:

Para la base

Engrasa la base con aceite de un molde desmoldable de aproximamente 25 cm de diámetro y cubre con papel de hornear, sólo la base.

En un bol mezcla las galletas bien trituradas con la mantequilla derretida hasta que tengas una especie de masa compacta que repartirás por la base del molde intentando que quede lo mas repartida posible y del mismo grosor. Si te gusta mucho la base de galletas puedes duplicar la cantidad para que te quede mas gruesa. Ahora pon el molde en la nevera y espera unos 30 minutos hasta que endurezca la masa.

Para la crema

Precalienta el horno a 160ºC

Monta las claras junto con la sal a punto de nieve y reserva.

Mezcla la harina de maíz con el azúcar. Lo puedes hacer con el accesorio de una batidora a velocidad suave o simplemente como hice yo con unas varillas manuales hasta que quede todo integrado y sin grumos.

Empieza batiendo el queso lentamente con la mezcla de azúcar a velocidad baja hasta tener una mezcla sin grumos y homogénea. Añade la nata fresca y la nata líquida. Recuerda que siempre tiene que quedar sin grumos, todo tiene que estar bien integrado para que la textura quede perfecta. Incorpora las yemas una a una, después añade el extracto de vainilla y la ralladura de limón. Reserva la mezcla.

Ahora con ayuda de unas varillas manuales o una espátula incorpora suavemente las claras a punto de nieve con la mezcla anterior con movimientos envolventes hasta que esté todo sin grumos.

Retira el molde de la nevera y engrasa los laterales del molde con mantequilla. Cubre con papel aluminio o papel film que aguante temperaturas altas la parte inferior del molde para que no se te filtre el agua y quede protegido. Añade la mezcla y si te queda hasta el borde no importa porque la preparación no va a subir.

Recuerda que el agua para el baño maría ya estaba dentro del horno calentándose. Hornea a 160ºC calor arriba y abajo durante 80 minutos. Cuando llegue a los 70 minutos si ves que está muy dorado en la superficie, cubre con papel aluminio para que no se queme.

Pasado este tiempo apaga el horno, y esto es muy importante: NO ABRAS LA PUERTA DEL HORNO. Deja que repose dentro durante unas dos horas más. Así se terminará de cocinar el centro. Yo lo hice y quedó perfecto.

Una vez haya pasado el tiempo de estar en el horno, deja que se enfríe a temperatura ambiente durante otra hora más.

Después ponla en la nevera como mínimo durante seis horas y estará perfecta. Desmolda y a disfrutar. Si quieres puedes ponerle mermelada de fresa, frutos del bosque,..lo que prefieras. A mi personalmente me gusta así, es una tarta no muy dulce y en ocasiones es lo que realmente apetece aunque sea una contradicción.

Espero que te haya gustado y la pongas en práctica.

Mousse de Turrón de Jijona

Mousse de turron de jijona

Llega las fiestas navideñas y no sabes qué hacer de postre o te ves con unas tabletas de turrón.

En esta ocasión y aprovechando que llegan las fechas navideñas de traigo una opción que es muy fácil de hacer y con la que quedarás genial con tus invitados. La receta la saqué de la página de Webos Fritos que tiene recetas increíbles y en este caso es así al 100% con esta mousse super suave de turrón.

Ingredientes:

  • 500 ml de nata de montar con un porcentaje de Materia Grasa (M.G.) superior al 35,1%
  • 50 ml de leche entera
  • 50 gr de azúcar
  • 300 gr de turrón de jijona
  • 1 sobre de gelatina neutra 10 gr

Mousse de turrón de jijona

Preparación:

Calienta la leche en el microondas y añade la gelatina. Remueve bien y no dejes grumos.

Monta la nata con ayuda de unas varillas eléctricas. Cuando casi esté, añade el azúcar y la leche con la gelatina (muchas veces me ha pasado que aunque remueve muy bien y durante mucho tiempo siempre me queda algún grumito, lo que hago es pasarlo por un colador para después no encontrármelos en la mousse) Bate durante 15 segundos nada mas, recuerda que si bates mucho se te puede cortar la nata.

Desmigaja el turrón añadiéndolo a la nata que preparamos antes e integrando con ayuda de una espátula con movimientos envolventes.

Puedes poner la mousse directamente en copas o cuencos, dejándolo reposar como mínimo dos horas en el frigorífico.

Recuerda que estas recetas a parte de comérselas así, también te pueden servir como rellenos, por ejemplo para un tronco de navidad o una tarta.

Espero que te haya gustado y que como siempre deseo pongas la receta en práctica 😉

Bizcocho SIN en licuadora (sin gluten, sin lactosa, sin azúcar y sin levadura)

bizcochode arroz en licuadora

Cada vez son más personas que tienen algún tipo de alergia o intolerancia, teniendo que cambiar totalmente sus hábitos alimenticios o teniendo mucho cuidado con lo que compran mirando atentamente el etiquetado y descartando completamente el tener que comer fuera de su casa o de su círculo de confianza, dando en muchos casos efectos muy perniciosos para su salud. En esta ocasión te traigo un bizcocho que no tiene ningún tipo de harina, sí has leído bien sin harina, hecho con arroz. El resultado va a ser con una textura como la del pudin, suave y cremoso al mismo tiempo con la corteza ligeramente tostada. La receta original era sólo para personas sin gluten, pero en esta que he versionado no tiene lactosa al sustituirla por leche de arroz y la mantequilla por aceite de oliva. No tiene azúcar por que la he sustituido por hojas de stevia natural y no tiene levaduras porque la he sustituido por bicarbonato sódico. Todos los productos son ecológicos, desde el limón, hasta el arroz utilizado. Y lo mejor de todo que lo haces en la licuadora o un procesador de alimentos que te triture bien el arroz.

Ingredientes:

  • 400 gr de arroz ecológico
  • Agua suficiente para remojar
  • 4 huevos camperos L
  • 3 cucharadas de stevia (según el gusto)
  • 250 ml de leche de arroz
  • 125 ml de aceite de oliva
  • La ralladura y el zumo de un limón
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico

bizcochode arroz en licuadora

Preparación:

Antes de nada hay que dejar en remojo el arroz crudo durante 8 horas antes de realizar nuestra elaboración.

Pasado el tiempo de remojo, cuela el arroz y elimina todo el exceso de agua.

Pon el zumo de limón en la leche, mueve un poco y reserva ( tiene que estar como unos 15 minutos para conseguir nuestro suero de leche de arroz)

Precalienta el horno a 180ºC

Vierte en la licuadora los huevos y la stevia bate durante un minuto. Prueba la mezcla para verificar si el dulzor es el que a ti te gusta.

Agrega el aceite y bate otro minuto mas. Añade el arroz crudo que pusimos en remojo, la leche que tenías reservada con el limón (si la ves como cortada no te preocupes, es así, no te estropeará la preparación) y la sal batiendo durante 5 minutos. Añade la ralladura de limón, el bicarbonato y bate otro minuto mas.

Ya tienes la mezcla que es algo licuada para verter en el molde que previamente habrás engrasado con aceite para evitar la lactosa de la mantequilla y enharinado con harina de maiz para los intolerantes al gluten.

El molde debe tener un diámetro entre 22-24 cm, yo en mi caso utilicé una flanera de aluminio que me fue genial en la cocción pero complicado a la hora de desmoldar. Si puedes hacerlo en uno de silicona mejor.

Ponemos al horno a 180ºC durante aproximadamente 45 minutos.

Deja unos 10 minutos en el molde, pasado este tiempo desmolda y deja que se enfríe encima de una rejilla. Resultado un bizcocho super sano, con una textura suave aunque compacta. Espero que os guste y la pongas en práctica.

Cake de canela (Cinnamon cake)

Bizcocho de canela 2

Hola a todos 🙂 hace como un mes celebramos el cumpleaños de mi progenitora (cumplió 79 años) y lo celebramos en la intimidad familiar. Como comenté en las redes sociales, prometí que compartiría las dos recetas dulces que preparé, así que aquí tienes una de ellas.

A mi familia nos encanta la canela, tanto su aroma como sabor, por lo que opté por esta delicia que hace recordar a los rollitos de canela. Un bizcocho que se caracteriza por su humedad, aroma y jugosidad, es de esos que no te puedes comer sólo un trozo 😉

Así que sin más dilación vamos a por la receta

Ingredientes

Para el azúcar de canela

  • 50 g de azúcar blanca
  • 50 g de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada en polvo

Para la masa

  • 125 g de mantequilla sin sal
  • 175 g de azúcar
  • 2 huevos XL
  • 275 g de harina
  • 1 cucharadita en polvo de hornear
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 225 gr de nata fresca

Recuerda que todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente

 

Bizcocho de canela 1

Preparación

Precalienta el horno a 175ºC

Prepara y engrasa el molde en la receta original pone como referencia 23 cm de largo.

En un cuenco mezcla los dos tipos diferentes de azúcar, la canela y la nuez moscada.

En otro un bol mezcla la harina junto con el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal que habrás tamizado previamente.

En otro recipiente bate la mantequilla con el azúcar durante 3 minutos con ayuda de unas varillas eléctricas, hasta que haya blanqueado y obtengas una mezcla esponjosa.

Añade uno a uno los huevos, ligeramente batidos con ayuda de un tenedor. No agregues el siguiente hasta que se haya integrado el anterior. Continúa batiendo al menos un minuto mas después de cada huevo.

Cambia el accesorio y con ayuda un mezclador añade la harina de tres veces alternándola con la nata fresca y mezcla hasta que esté todo integrado.

Coloca un tercio de la masa aproximadamente en el molde engrasado. Encima reparte un tercio de la mezcla de la canela de manera uniforme por todo el molde. A continuación vierte la mezcla de la masa que te queda encima y alisa con ayuda de una espátula. Vierte el resto del contenido por encima de manera que quede todo bien repartido. Con ayuda de un cuchillo y de una SOLA pasada con movimiento en zigzag (así conseguirás el efecto marmolado). En mi página de Facebook puedes encontras el vídeo de cómo lo hago para que lo tengas como referencia Cake de Canela (Cinnamon Cake)

Hornea durante 50 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio (recuerda el tiempo es siempre orientativo porque depende del tipo de molde y el horno para que se haga en menor o mayor tiempo)

Saca del horno y deja reposar durante unos 15 minutos dentro del molde, luego desmolda encima del fregadero para que el exceso de azúcar no te ensucie toda la cocina. Si tienes otra rejilla dale la vuelta para que se enfríe por la parte del azúcar.

Ya tienes tu Cake de canela preparado y espero que lo disfrutes tanto como hicimos nosotros 😉

Cookies de chocolate blanco y nueces pacanas

Cookies nueces pecanas y chocolate

Si me sigues desde hace tiempo sabes que me encantan las galletas tipo Cookies y es que ese toque saladito con el azúcar me pierden :D. He hecho galletas de todo tipo y en esta ocasión te traigo unas que tienen chocolate blanco y nueces pacanas que están para morirte. Así que vamos a la receta.

Ingredientes:

  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 100 gr de azúcar banquilla
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 2 huevos L
  • 1/2 cucharadita de esencia o estracto de vainilla
  • 400 gr de harina de todo uso
  • 1/2 cucharita de sal
  • 1/4 cucharadita de levadura en polvo
  • 100 gr de chocolate blanco picado
  • 100 gr de pacanas sin cáscaras picadas

Da para hacer como 24 unidades, recuerda que dependiendo del tamaño que vayas hacer te dará para mas o menos cantidad.

Cookies nueces pecanas y chocolate 1

Preparación:

Bate la mantequilla y los azúcares con unas varillas hasta que la mezcla esté blanca y esponjosa. Añade los huevos uno a uno, mezclando bien y rebañando bien con ayuda de una espátula los laterales. Baja la velocidad y pon el extracto de vainilla.

Cambia el accesorio de las varillas por uno de espátula o amasadora porque ahora tendrás que añadir la harina, la sal y la levadura. Mezcla todo bien y cuando esté todo bien integrado, incorpora el chocolate y la nueces pacanas hasta que quede todo bien distribuido en la masa.

Divide la masa por la mitad y forma 2 rollos de unos 10 cm de longitud y 3 cm de diámetro (ancho). Envuélvelos con film transparente y los dejas en la revera como unas dos hora, si son mas no importa. Lo importante es que quede la masa algo dura porque después tienes que cortarla para hacer las galletas de un grosor de unos 2 o 3 cm.

Precalienta el horno a 170ºC y prepara las bandejas del horno con papel específico para hornear y reparte los trozos de la masa por la bandeja dejando huecos para cuando crezcan en el horno no se peguen.

Hornea entre 10 y 15 minutos o hasta que las galletas tengan el borde dorado. Recuerda que cuando mayor sean las galletas mas tiempo tienes que dejarlas en el horno. Deja que se enfríen en una rejilla metálica por completo. Tienen que quedar blandas y jugosas. Espero que te haya gustado la receta y nos vemos en la proxima publicación ❤